¡Conoce la diferencia entre fondo y portafolio de inversión!

¡Conoce la diferencia entre fondo y portafolio de inversión!

Ante el panorama económico inestable, obtener excelentes ganancias a través de inversiones es un gran reto, principalmente para quienes están...
02/11/2022

COMPARTE

Ante el panorama económico inestable, obtener excelentes ganancias a través de inversiones es un gran reto, principalmente para quienes están iniciando su trayectoria en el mercado de capitales. En primer lugar, es crucial profundizar los conocimientos en el área partiendo de conceptos básicos como fondo y portafolio de inversión.

Invertir es un arte y como tal, requiere conocimientos profundos, dominio de técnicas, así como la consideración de una serie de factores relacionados. Por lo tanto, entender a detalle sus conceptos esenciales, tal como los señalados supra, es imprescindible para hacer inversiones conscientes y prometedoras.

Para este artículo, centramos nuestra atención en la esencia y las diferencias entre fondo y portafolio de inversión porque es un tema que genera muchas dudas.

Así que, si tienes alguna duda sobre estos conceptos y las diferencias entre fondo y portafolio de inversión, te recomendamos que continúes leyendo nuestro artículo.

¡Adelante!

¿En qué consiste un fondo de inversión?

También conocido como institución de inversión colectiva o IIC, un fondo de inversión es un vehículo financiero que concentra dinero de varios inversores o partícipes con diferentes niveles de experiencia en aras de fomentar el acceso conjunto a un portafolio de valores en el mercado nacional e internacional.

Pero, al final, ¿vale la pena reunirse para invertir en grupo?

Las inversiones conjuntas son alternativas excelentes para diferentes tipos de inversionistas, en especial para las personas que están ingresando al mercado financiero y desean acceder a carteras administradas por una sociedad gestora integrada por expertos.

Otro aspecto muy interesante y que atrae la atención de quienes quieren invertir en bonos, acciones y otros activos alternativos es que el acumulado de dinero de varios inversores permite a los pequeños partícipes aprovechar muy buenas oportunidades inyectando montos muy bajos, así como diversificar su inversión.

Por lo general, un fondo está compuesto por diferentes productos, adecuándose así al perfil de inversionista que se desea atraer.

En este sentido, la composición del fondo varía de acuerdo al nivel de riesgo, al horizonte de tiempo y a las estrategias del administrador —movimiento de compra y venta de títulos— para promover el alcance del rendimiento objetivo.

De esta manera, el valor de cada fondo se encuentra directamente vinculado al de sus activos y su evolución depende del rendimiento de las piezas que lo componen.

¿Qué es un portafolio de inversión?

Conceptualizamos un portafolio o cartera de inversión como un agrupamiento de activos financieros en los que una persona natural o jurídica invierte dinero repartiendo los riesgos mediante una combinación de diversos instrumentos.

Dicho de otro modo, el portafolio de inversión de una empresa o persona consiste en el conjunto de sus inversiones, abarcando activos de renta fija, variable o derivados como acciones, bienes raíces, activos digitales y criptomonedas.

En lo concerniente a su objetivo, una cartera de inversión tiene como propósito encontrar el mecanismo menos riesgoso de obtener buenas ganancias de una determinada inversión.

Para disminuir el riesgo de un portafolio, es recomendable diversificar la inversión en activos de diversos rubros cuyo comportamiento sea opuesto o, en su defecto, varíe significativamente. Esto posibilita minimizar las pérdidas ante la reducción de valor de una o varias inversiones. 

Así, la ecuación es bastante sencilla: cuanto menor correlación presente el portafolio, menor será su nivel de riesgo.

Teniendo en cuenta este parámetro, encontramos 3 tipos de carteras:

Conservadoras

Los inversionistas que inyectan sus recursos en este tipo de portafolio tratan de no exponerse a la volatilidad en el mercado y presentan una baja tolerancia al riesgo. Generalmente, su principal objetivo es preservar el patrimonio y tener seguridad en un largo horizonte de tiempo.

A menudo, este tipo de cartera está compuesta por activos de renta fija que presentan un porcentaje estable de ganancia a lo largo del tiempo e ingresos regulares.

Moderadas

Si se quiere integrar un portafolio moderado, debes estar dispuesto a arriesgarte un poco más, exponerte a ciertos períodos de volatilidad, así como a planearte para un horizonte de tiempo de inversión de más de 5 años.

Debido a que orientan el dinero hacia inversiones un poco más arriesgadas e inciertas en cuanto a su rentabilidad, pueden alcanzar un nivel más elevado de ganancias y retornos de inversión que rebasan la inflación.

Para reducir la exposición, la cartera moderada cuenta con activos con comportamientos que difieren entre sí evitando, de este modo, grandes pérdidas en el caso de que los principales componentes pierdan valor.

Agresivas

Centrado en las posibilidades de ganancia, el inversionista que inyecta su dinero en este tipo de portafolio es arriesgado y no prioriza la seguridad y estabilidad del capital.

Así, se preocupa predominantemente por el nivel de retorno de la inversión.

La mayor parte de los activos del portafolio consisten en instrumentos de renta variable como acciones en startups, empresas en franco crecimiento y criptomonedas. Esta composición tiene como principal objetivo acceder a las mejores oportunidades de inversión con elevados retornos.

¿En qué se diferencian los fondos y los portafolios de inversión?

Los fondos de inversión son especializados y consisten en grupos de inversionistas cuyo objetivo es crecer el monto disponible para acceder a diversos tipos de inversiones con alta rentabilidad.

Por otro lado, los portafolios son conjuntos de instrumentos de inversión y de diferentes clases de activos, como acciones, metales y monedas que se gestionan de acuerdo con el perfil y horizonte de tiempo de cada inversionista.

Así, podemos crear una cartera añadiendo fondos y otros activos en directo y alineándolos de acuerdo con nuestros objetivos y nivel de tolerancia al riesgo.

Es importante señalar que, para invertir un fondo de inversión, el interesado debe hacerlo adquiriendo una única orden, una medida más sencilla que estructurar una cartera desde cero principalmente para quienes no están familiarizados con las operaciones de inversión.

¿Te ha quedado clara la diferencia entre fondo y portafolio de inversión?

Esperamos que este artículo haya resuelto tus dudas sobre los conceptos de fondo y portafolio de inversión.

¿Quieres hacer inversiones rentables? Ingresa a nuestro sitio y explora los productos de inversión. Ofrecemos opciones que se ajustan a cada tipo de inversionista.

COMPARTE

POSTS RELACIONADOS

cerraron

Suscríbete aquí y recibe lo último en contenidos financieros